Lo irracional de Víctor Solana

Hace unas semanas que nos visitaban alumnos/as de 4º de ESO del IES Miralbueno  con motivo de la intervención de Víctor Solana en Córner MIZ.

La actividad comenzó dialogando con los chicos y chicas en torno a la idea de “arte contemporáneo”, un diálogo distendido que sirvió para favorecer el debate entre los propios alumnos/as, entre los que creían que el arte actual es imposible de entender y los que pensaban que al contrario, se entiendo mucho mejor que el arte de otras épocas pasadas.

Tras esta primera introducción, pasamos visionar la intervención de Víctor Solana, les pedimos, sin explicarles nada antes, que nos escribieran en un papel, de forma anónima, su impresión de la obra, que nos dijeran qué les sugería, a qué les recordaba…. etc.  Con estos pequeños testimonios pasamos a encontrarnos con el propio artista, que estuvo explicándonos cómo había abordado la propuesta de participar en Córner MIZ.

Víctor nos contó como para realizar sus pinturas, primero escenifica aquello que quiere representar, muchas veces utilizando su propio cuerpo o el de algún compañero y amigo que se presta, para después tomar fotografía de ese momento y a partir de ahí, pasar a la pintura. También nos explicó cómo le gusta hacer evidente su proceso de trabajo y por eso nunca borra, de ahí que se puedan observar en la pared los restos de la cuadrícula a lápiz preparada para realizar el dibujo.

Los alumnos/as no dudaron en realizar todo tipo de preguntas que Víctor fue respondiendo con naturalidad. Para finalizar, le entregamos al artista los mensajes anónimos de los alumnos/as, conteniendo esas primeras impresiones acerca de su obra, muchas de ellas marcadas por el carácter enigmático de la obra. Algunas hablaban de angustia, sufrimiento, dolor… términos que inspiraron la figura como en levitación que domina el conjunto pictórico. Se trató de un día de intercambio de reflexiones entre público y artista, algo que no pasa todos los días y que seguimos disfrutando en primera fila gracias a Córner MIZ.